Las locuras del jardín inexistente, más información en su editorial preferida.

¡Nos han invadido!

Noticia de IMPACTO, nos hemos mudado a Wordpress. Si queréis seguir con CDE, Cerebro de Espuma II

2/10/07

Rigurosidad de cartón

Me dicen que mi trabajo debe ser serio. Supuestamente. Hoy ha ocurrido una historia real, en la que nos vimos involucrados aunque no de manera directa, ya que sólo vivimos la historia en tercera persona. Bien, mi compañera y yo entramos en clase justo a tiempo, con una profesora que estaba empezando a carburar su cerebro, afectado probablemente por el hecho de la rutina laboral. Esperamos un poco. Una dama llega a la puerta y la profesora impide su entrada, aduciendo que se había pasado un poco de la hora. Comentamos el hecho con un poco de temor, con citas grandiosas como un "Menos mal que hemos llegado a tiempo" por parte de mi compañera, a lo que respondí afirmativamente.

El tiempo avanza en línea recta. Cinco minutos más tarde, llega un séquito de alumnos, que pueden entrar gracias a la voluntad de la profesora. También incluían a la dama y todo. Mi compañera mira con incredulidad. Suelto un comentario, no sé si a tiempo, que es: "Vaya, tienen una dureza de cartón". Esta historia es una más de las incongruencias de mi colegio. ¿Cómo empezar? A menudo nuestros profesores y directores anuncian dureza y rigurosidad para meter miedo en los alumnos más crédulos. Pero más que miedo, es risa. Risa de la que se oye hasta en el borde de mi mesa.

Brillantes intervenciones políticas, todo hay que decirlo. Estrictos de boquilla. Llegando a los insultos incluso. No obstante, la realidad es otro adoquín, contra el que se estrellan todas las bocas que hablaron de más. Para poder ser algo en este mundo hay que vender unos valores que pueden variar según el momento. Actualmente se estila el buen rollo y la rigidez. Contradictorio cuanto menos. Pero algo hay que vender y lo venden bastante bien, mientras envían su cordura al sistema intergaláctico de Rigel y desbarran.

Centrándonos en el tema, ya son varias veces en las que se ha demostrado tener una dureza de cartón. No son las fieras que nos anuncian en aburridas conferencias. Continuamente riñen a los más conflictivos, pero éstos siguen a lo suyo. No organizan bien los horarios. Sin embargo, supongo que tenemos que mezclar ineptitud de la LOGSE con un trabajo mal llevado. ¡Si hasta la agenda oficial del colegio aún no está disponible! ¡Buen trabajo! En cambio, en cuanto se apresuran a decir cosas bonitas son los primeros que se apuntan al carro. Más de una vez me habrán echado la bronca, pero no he notado dureza más allá de la simple bronca.

¿Y la LOGSE es buena? Ríanse.

4 comentarios:

JumaX9 dijo...

Un chico fue a la clase vecina a pedir libros de inglés, faltaban.

¡Qué haces aquí! ¡Aquí no tenemos nada!, gritó el profesor de la nombrada clase.

Acto seguido el profesor salió por la puerta malhumorado y le dijo ¡Coge ya lo que quieras joder! Así que el chico lo cogió.

No estaba allí y así me lo han contado ¿cierto? ¿falso? Sólo el mono ciego que bailaba sobre la lampara lo sabe.

McManus dijo...

Incongruencias, no se crea esa historia al ciento uno por ciento uno. Entre en el cerebro de quién la vivió. Paf. No puede. Jódase.

Bueno, en serio, indignante lo que le pasó al chico. Más o menos la misma mierda... Desgraciadamente, la compartimos.

Alfonso dijo...

Viva la universidad, entras y sales cuando te sale del n***

McManus dijo...

Alfonso, que sólo me queda un año para la universidad. ¡He de aguantar! ¡Argh! Pero si será la misma mierda que en mi instituto actual. Falacia educativa.